Thursday, July 13, 2017

Hace cien años: “Si atendieran mis peticiones...”


Habéis visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hicieran lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz. La guerra va a acabar. Pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche alumbrada por una luz desconocida, sabed que es la grande señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre.

Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, y la Comunión reparadora de los primeros sábados. Si atendieran mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.

Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz. En Portugal se conservará siempre la doctrina de la Fe, etc. Esto no se lo digáis a nadie. A Francisco, si podéis decírselo.

Cuando recéis el Rosario, diréis, después de cada misterio: ¡Oh Jesus mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo, principalmente las más necesitadas!

Nuestra Señora de Fátima
Tercera Aparición
Fátima, Portugal
Jul-13-1917
[Fuente: “Memorias de la Hermana Lucía”, Vol. 1
10ª edición, Sep-2008
Secretariado dos Pastorinhos
Fátima, Portugal]



La Civiltà Cattolica contra Trump, contra Estados Unidos y contra conservadores gringos. ¡Y no es The New York Times!, ¿no lo es?

“Los religiosos liberales entran en lucha política para influir en la agenda moral de la nación” (“Religious Liberals Enter Political Fight to Sway Nation's Moral Agenda”, una versión en español se puede ver aquí), fue el artículo principal de la edición dominical de The New York Times, Jun-11-2017, firmado por Laurie Goodstein, en el que se analizaba cómo en Estados Unidos ciertos grupos religiosos de izquierda sienten que han perdido terreno en diferentes campos durante la presidencia de Donald Trump (ya saben Uds. cuál es la obsesión de ese periódico) y ahora pretenden tomar cartas en el asunto.

En todo Estados Unidos, líderes religiosos con inclinaciones políticas hacia la izquierda, pero que solían evadir la arena política, se están involucrando para formar una “resistencia religiosa” contra el presidente Donald J. Trump y, después de 40 años, romper el dominio de la derecha religiosa sobre la agenda moral del país, un dominio que ha hecho que algunas personas se vuelvan por completo contra la religión, muestran estudios.

Frustrados por el empeño de los conservadores cristianos en revertir los éxitos liberales en la legalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, aquellos en la izquierda religiosa desean, en cambio, poner manos a la obra en lo que ven como imperativos bíblicos verdaderamente fundamentales: cuidar a los pobres, recibir a desconocidos y proteger a la Tierra; y quizá, incluso cambiar algunas opiniones sobre lo que significa ser creyente.

Pero atención, porque ese artículo contiene una afirmación que justo hoy se viene a confirmar.

La última vez que la izquierda religiosa hizo tanto ruido fue cuando protestó contra la Guerra de Vietnam, cuando los miembros del clero eran principalmente hombres blancos. Ahora, personas de raza negra y latinos, mujeres y gays, son la punta de lanza, junto con una nueva ola de católicos activistas inspirados por el papa Francisco.

El respaldo a estos tales les ha llegado hoy por dos de los interpretes de Francisco, Antonio Spadaro, director de La Civiltà Cattolica; y Marcelo Figueroa, director de la edición para Argentina de L'Osservatore Romano. Estos dos interpretes de Francisco firman un artículo publicado hoy en Civiltà Cattolica y titulado “Fundamentalismo Evangélico e Integralismo Católico” (inglés, italiano) el cuál, a grandes rasgos, está escrito en la misma línea del antecitado artículo anti-Trump y anti-conservadores de The New York Times. Ya saben Uds. que nada de lo que aparece en La Civiltà Cattolica se escapa a la aprobación del Vaticano.

La agencia argentina Télam hace el siguiente resúmen del artículo de La Civiltà Cattolica.

Advierten desde el Vaticano que evangélicos y católicos de EEUU promueven el "odio"

Una antigua revista jesuita cercana al Vaticano advirtió hoy de la existencia de un movimiento "de odio" que promueve la unidad entre grupos de cristianos evangélicos y católicos ultraconservadores de Estados Unidos que pretenden influenciar sobre la política con una visión "xenófoba e islamófoba".

"Se está desarrollando una extraña forma de sorprendente ecumenismo entre evangélicos fundamentalistas y católicos integristas, unidos por la misma voluntad de una influencia religiosa directa sobre la dimensión política", aseguró Civiltà Cattolica, la revista jesuita más antigua de Italia.

Este acercamiento abarca "temas como aborto, matrimonio entre personas del mismo sexo, educación religiosa en las escuelas y otras cuestiones consideradas genéricamente morales o ligadas a los valores", agregó el artículo del jesuita italiano Antonio Spadaro y el biblista protestante argentino Marcelo Figueroa.

"Tanto los evangélicos como los católicos integristas condenan el ecumenismo tradicional, y (...) promueven un ecumenismo de conflicto que los une en el sueño nostálgico de un Estado con rasgos teocráticos", dice el artículo, que supone la primera firma en la historia de un protestante en la revista escrita tradicionalmente sólo por jesuitas.

"La prospectiva más peligrosa de este extraño ecumenismo se da por su visión xenófoba e islamófoba, que invoca muros y deportaciones purificantes", denuncian explícitamente Spadaro y Figueroa, director de la edición argentina del diario oficial del Vaticano, L'Osservatore Romano.

Civiltà Cattolica es una revista que se edita "en sintonía" con el papa Francisco, que es jesuita, y fue la primera en publicar una entrevista con el Pontífice argentino en 2013.

"La palabra ecumenismo se traduce así en una paradoja, en un ecumenismo del odio", dicen los autores, que concluyen que esta "alianza espuria" se sostiene sobre el sentimiento del miedo al caos y que su estrategia es exagerar el conflicto y el desorden y agitar la mente de las personas.

Un reporte inicial de agencia Associated Press (inicial porque aquí transcribimos la primera versión, pero ya saben que estas grandes agencias con el curso de las horas reeditan las notas).

Confidente del papa condena derecha religiosa de EEUU

POR RACHEL ZOLL
Associated Press


Un allegado al papa Francisco ha escrito una crítica mordaz de la derecha cristiana estadounidense y cómo mezcla la religión con la política.

El reverendo Antonio Spadaro acusó a los activistas políticos evangélicos y los católicos que colaboran con ellos de usar la religión para promover los conflictos y el odio.

Spadaro escribió el jueves que algunos de estos activistas han calificado erróneamente el ascenso de Donald Trump de “elección divina”. Y acusó a los activistas cristianos conservadores de buscar una depuración religiosa de Estados Unidos mediante las deportaciones y la erección de muros para excluir a los inmigrantes.

Spadaro dirige la influyente publicación jesuita La Civilta Cattolica. El Vaticano aprueba los artículos de la revista, que se ha convertido en una suerte de vocera extraoficial del pontificado de Francisco.

Hace dos días leíamos una columna de opinión en The American Spectator, donde el autor examinaba las raíces del anti-americanismo de Francisco, i.e., el sentimiento anti-Estados Unidos de Francisco como una de sus principales características. En esa columna se cita la frase de un anónimo sacerdote que considera que “el Papa odia los conservadores estadounidenses”. Bueno, por si alguien lo estaba poniendo en duda que lea a estos dos interpretes de Francisco.


Entradas Relacionadas: Artículo antiestadounidense de La Civiltà Cattolica tiene sello de aprobación del Vaticano.

Vaticano procesa a expresidente y extesorero de hospital pediátrico Bambino Gesù


Artículo de ABC de Madrid, Jul-13-2017. El artículo está basado en un comunicado emitido hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en donde se informa del proceso, el cual está relacionado con el considerado mega-ático del Card. Tarcisio Bertone, el cual presuntamente se remodeló con dineros desviados de la fundación Bambino Gesù.

No se diga que esta información es nueva, porque ya hace un año se dijo que a estos presuntos implicados los estaban investigando.

A petición de fiscal del Vaticano, el Tribunal civil del pequeño Estado ha enviado a juicio este jueves al ex presidente del hospital pediátrico Bambino Gesù, una de las entidades de beneficencia más queridas en Roma, junto con el tesorero de la Fundación como presunto cómplice de un delito de sustracción de fondos.

Es un paso más en la «limpieza de los establos» y un escarmiento para algunos italianos demasiado listos que se aprovechan de sus cargos de gestión económica en la Santa Sede. Por desgracia, implica como víctimas a un hospital ejemplar y a un cardenal ajeno al delito.

Giuseppe Profiti deberá comparecer ante el Tribunal del Vaticano, que no es un tribunal eclesiástico sino civil, el próximo 18 de julio por haber pagado con fondos del hospital 422.000 euros destinados a la remodelación del apartamento del ex secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, realizada en el 2013 y 2014.

Profiti realizó ese pago para beneficiar a la compañía constructora Castelli Re, propiedad de su amigo Gianantonio Bandera, en el cuadro de confusión y opacidad dominante en Vaticano hasta que el Papa Francisco ordenó contratar a cuatro grandes auditoras internacionales.

El cardenal Tarcisio Bertone, que fue secretario de Estado del 2006 al 2013 no se benefició de ese pago fraudulento pues él mismo pagó de su bolsillo los 300.000 euros de renovación del apartamento en que ha instalado su extenso archivo y en el que trabajan un total de cinco personas. Como el apartamento, muy cercano a Casa Santa Marta, está dentro del Vaticano y es propiedad del mismo, la entidad beneficiaria de esa inversión es la Santa Sede.

El comportamiento delictivo del que se acusa a Giuseppe Profiti consiste en haber organizado un doble pago en complicidad con la empresa constructora. A la totalidad de la factura de renovación pagada por el cardenal Bertone, Profiti añadió un pago paralelo de 422.000 euros del Hospital Pediátrico Bambino Gesù con la excusa de que el apartamento de Bertone sería utilizado para comidas y cenas con donantes al hospital.

El juicio de Profiti es el caso penal más relevante en el Vaticano desde el juicio al sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, condenado en 2016 a dieciocho meses de cárcel por haber entregado a dos periodistas italianos documentos confidenciales de las auditoras que realizaron la «limpieza de establos» en el Vaticano.