Saturday, May 13, 2017

Rueda de prensa de Francisco en el vuelo de regreso de Fátima a Roma


Como Uds. saben, en las ruedas de prensa que concede Francisco en los vuelos de regreso a Roma de sus viajes apostólicos, es donde se oyen las afirmaciones más llamativas. Este es el reporte de Andrea Tornielli de la que Francisco concedió en el vuelo de regreso de Fátima a Roma.

¿Qué es lo que queda ahora para la Iglesia y para el mundo entero de las apariciones de Fátima? ¿Y qué se puede esperar sobre el encuentro con Trump del 24 de mayo?

Fátima es un mensaje de paz llevado a la humanidad por tres grandes comunicadores que tenían menos de 13 años. La canonización de los pastorcillos fue una cosa que al principio no estaba planeada, porque el proceso sobre el milagro procedía lentamente, después llegaron las pericias y para mí fue una gran felicidad. El mundo puede esperar la paz. Y con todos yo hablaré de paz. Antes de abordar el vuelo en Roma recibí a los científicos de diferentes religiones que participaron en un congreso en el observatorio vaticano. Un ateo, sin decirme de qué país venía, me saludó así: “¡Yo soy ateo! Le pido un favor: dígale a los cristianos que amen más a los musulmanes”. ¡Este es un mensaje de paz!

Usted ayer habló sobre derribar los muros, pero dentro de algunos días se encontrará con un jefe de Estado, el presidente Trump, que quiere construir muros y que no piensa lo mismo que usted, por ejemplo, sobre el clima y sobre los migrantes. A pocos días de esta audiencia, ¿cuál opinión tiene sobre las políticas del presidente estadounidense y qué espera del encuentro con él?

Nunca me hago un juicio sobre una persona sin escucharla, creo que no lo debo hacer. De nuestro coloquio saldrán las cosas, él dirá lo que piensa y yo diré lo que pienso. Sobre los migrantes ustedes saben muy bien qué pienso yo. Siempre hay puertas que no están del todo cerradas, hay que buscar las puertas que, por lo menos, estén un poco abiertas, hay que entrar y hablar sobre lo que existe en común y seguir adelante paso a paso. La paz es artesanal, se hace cada día. También la amistad entre las personas, el conocimiento mutuo, la estima recíproca es artesanal, se hace cotidianamente. Respeto por el otro, decir lo que se piensa sinceramente.

¿Espera que después del encuentro el presidente Trump suavice sus políticas?

Este es un cálculo político que no me permito hacer… Y, saben que a nivel religioso no hago proselitismo.

Usted, en Fátima se presentó como «obispo vestido de blanco», con las mismas palabras que usó sor Lucía en el Tercer Secreto. Hasta ahora se aplicaban a Juan Pablo II, al atentado que sufrió, a los mártires del siglo XX. ¿Qué significa ahora?

La oración a la Virgen que contenía esa expresión no la compuse yo, la hizo el Santuario de Fátima. Hay una relación entre el obispo de blanco, la Virgen vestida de blanco, el blanco de los niños inocentes por el bautismo. Creo que, literalmente, trataron de expresar con el blanco ese deseo de paz, de inocencia, de no hacer la guerra al otro. El entonces cardenal Ratzinger explicó todo claramente sobre el tercer secreto.

El 13 de mayo es un día particular para usted, porque en 1992 el nuncio Calabresi le anunció su nombramiento como obispo auxiliar de Buenos Aires. ¿Ha relacionado alguna vez este hecho con Fátima? ¿En estos días ha pensado en ello?

No he pensado en la coincidencia. Solamente ayer, mientras rezaba delante de la Virgen, me acordé de que el 13 de mayo de hace 25 años recibí la llamada del nuncio que me anunciaba el nombramiento. A la Virgen le pedí perdón por mis errores y también por mi mal gusto al elegir a la gente…

La Fraternidad San Pío X tiene una gran devoción por Fátima. Se habla de un acuerdo en breve y algunos se imaginaban un anuncio hoy. ¿Se llevará a cabo este acuerdo y cuál es, para usted, el sentido de esta reconciliación? ¿Volverán con triunfalismo?

Descartaría cualquier forma de triunfalismo. Hace algunos días, la Feria IV, el congreso de la Congregación para la Doctrina de la Fe, estudió un documento y este texto todavía no me ha llegado. Las relaciones actuales son fraternas, el año pasado di la dispensa para la confesión a todos sus sacerdotes y una forma de jurisdicción para los matrimonios. Pero ya desde hace tiempo para sus problemas, para los casos que deben ser resueltos por la Congregación para la Doctrina de la Fe (por ejemplo los casos de abusos), los están sacando adelante con los dicasterios vaticanos. Con monseñor Fellay tengo una buena relación, he hablado varias veces con él. A mí ni me gusta apresurar las cosas, sino caminar y caminar, luego se verá. Para mí no es un problema de vencedores o vencidos, sino de hermanos que dan pasos adelante.

¿Evangélicos y católicos pueden hacer un trayecto juntos? ¿Podrán participar en la misma mesa eucarística?

Se han dado grandes pasos. Pensemos en la declaración sobre la Justificación, desde aquel momento el camino no se ha detenido. El viaje a Suecia fue muy significativo. También por el ecumenismo del camino, del caminar juntos, con la oración, con el martirio, con las obras de caridad y misericordia. Y allí Caritas luterana y católica hicieron un acuerdo para trabajar juntos. Dios es el Dios de las sorpresas, no debemos detenernos nunca, debemos rezar juntos, ofrecer testimonio juntos, hacer las obras de misericordia juntos, afirmar que Jesús es el único salvador y que la gracia solo viene de Él. Los teólogos seguirán estudiando, nosotros seguimos adelante con el camino.

En Fátima hemos visto un gran testimonio de fe popular, la misma que se ve en Medjugorje. ¿Qué piensa sobre las apariciones y sobre el fervor religioso que han suscitado, puesto que decidió nombrar a un obispo delegado para los aspectos pastorales?

Todas las apariciones o las presuntas apariciones pertenecen a la esfera privada, no son parte del magisterio público ordinario. Para Medjugorje Benedicto XVI instituyó una comisión presidida por el cardenal Ruini. Yo recibí el resultado, estaba compuesta por buenos teólogos, obispos y cardenales. La relación de la comisión es muy, muy buena. Había algunas dudas en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el dicasterio consideró oportuno enviarle a cada uno de los miembros de la Feria IV (la reunión mensual de la Congregación) toda la documentación, incluso los pareceres contrarios a la relación Ruini. Yo recibí la notificación un sábado, ya tarde. No me pareció correcto: era como “subastar” la relación Ruini, que está muy bien hecha. El domingo por la mañana, el Prefecto de la Doctrina de la Fe recibió una carta en la que le pido que envíe a la Feria IV esas opiniones en contra, que me las envíe a mí personalmente. Estos pareceres fueron estudiados, todos (subrayo: todos). La relación Ruini afirma que hay que distinguir las primeras apariciones, cuando los videntes eran chicos y dice que hay que seguir investigando esas. Sobre las presuntas apariciones actuales, la relación presenta sus dudas. Yo, personalmente, soy más malo, prefiero a la Virgen Madre que a la Virgen que se vuelve encargada de una oficina de telégrafos y envía un mensaje cada día. Y estas presuntas apariciones no tienen tanto valor: esto lo sigo como opinión personal. Hay quienes piensan que la Virgen dice: “Vengan, ese día tal, a tal hora, le voy a dar un mensaje a ese vidente”. Luego, tercer punto, está el hecho espiritual y pastoral, el nudo de la relación: gente que se convierte, que encuentra a Dios, que cambia de vida. Y esto no gracias a una varita mágica. Este hecho no se puede negar. Ahora, para ver esto, nombré a un buen obispo (monseñor Hoser, ndr.), que tiene experiencia para ocuparse de la parte pastoral. Al final se dirá algo.

Las ong que salvan a los migrantes en el Mediterráneo han sido acusadas de contubernio con los traficantes de hombres. ¿Qué piensa?

Leí en el periódico que existía este problema, pero todavía no conozco los detalles, por esto no puedo expresar opiniones. Espero que sigan adelante y que surja toda la verdad.

Marie Collins es el último miembro que ha renunciado a la Comisión para la Tutela de los Menores , y explicó que lo había hecho porque los oficiales en el Vaticano no ponían en práctica los consejos de la comisión. ¿De quién es la responsabilidad? ¿Qué se está haciendo para que se pongan en práctica?

Marie Collins me explicó bien la cosa. Hablé con ella, una buena mujer. Seguirá trabajando en la formación con sacerdotes sobre este punto. Hizo esta acusación y tiene un poco de razón, porque hay muchos casos retrasados. Retrasados porque se amontonaban ahí. En este tiempo se tuvo que hacer la legislación, hoy casi en todas las diócesis hay un protocolo que seguir, los informes se hacen bien, es un progreso grande. Hay poca gente, se necesita más personal capaz de seguir esto, el Secretario de Estado y el cardenal Müller están buscando personal. Se cambió el director de la oficina disciplinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que era muy bueno, pero estaba un poco cansado y volvió a su patria para hacer el mismo trabajo. El nuevo es un irlandés, monseñor Kennedy, muy bueno y eficiente, y esto ayudará bastante. Y luego hay un problema: a veces los obispos envían los casos, si el protocolo está bien, pasa inmediatamente a la reunión de la Feria IV, de lo contrario debe volver atrás y por esto se piensa en ayudas continentales, uno o dos por continentes: pre-tribunales o tribunales continentales. Cuando la Feria IV reducía a un sacerdote al estado laico, si él apelaba, el caso era estudiado por la misma Feria IV. Creé otro tribunal y puse a la cabeza a una persona indiscutible, el arzobispo de Malta Scicluna, entre los más fuertes contra los abusos. Si se aprueba la primera sentencia, se acabó el caso, el sacerdote solo tiene la posibilidad de apelar al Papa para pedir la gracia: nunca he firmado una sola gracia. Marie Collins tiene razón, pero nosotros estábamos en la calle, hay dos mil casos amontonados esperando.

En el católico Portugal se instituye el matrimonio entre personas del mismo sexo y la despenalización del aborto, así como la eutanasia…

Es un problema político, y de la conciencia católica que a veces no es de pertenencia total a la Iglesia. Detrás de esto está la falta de una catequesis bien hecha. Hay zonas, en Italia y en América Latina, por ejemplo, en las que son muy católicos y al mismo tiempo anticlericales y come curas. Me preocupa, pero le digo a los sacerdotes que es el clericalismo lo que aleja a la gente. El clericalismo es una peste en la Iglesia.

¿No nos enseña la Iglesia la presencia real de Jesús en el Santísimo Sacramento?

video

“Tal presencia se llama real, no por exclusión, como si las otras no fueran reales, sino por antonomasia”, decía Paulo VI en su encíclica Mysterium Fidei, N° 5, explicando por qué es eminentísima la presencia real de Jesucristo en la Sagrada Eucaristía en relación con otras presencias.

Bueno, parece que esa enseñanza es demasiado rígida. Las horas que pasaba san Francisco Marto consolando a “Jesús escondido” son equiparables a...

Queridos peregrinos, ante nuestros ojos tenemos a Jesús invisible pero presente en la Eucaristía, así como tenemos a Jesús oculto pero presente en las llagas de nuestros hermanos y hermanas enfermos y atribulados. En el altar, adoramos la carne de Jesús; en ellos, descubrimos las llagas de Jesús. El cristiano adora a Jesús, el cristiano busca a Jesús, el cristiano sabe reconocer las llagas de Jesús.

Francisco
Saludo a los enfermos al final de la
Misa de Canonización de los beatos Francisco y Jacinta Marto
Atrio de la Basílica de Ntra. Sra. de Fátima
Fátima, Portugal
May-13-2017

Lo sugirió Francisco: El Santo Padre que Jacinta vio rezando delante del Inmaculado Corazón de María, soy Yo


En su homilía durante la Santa Misa con el rito de canonización de los beatos Francisco Marto y Jacinta Marto, atrio del Santuario de la Basílica de Nuestra Señora de Fátima en Fátima, Portugal, May-13-2017, citando las “Memorias de la Hermana Lucía” (María Lucía de Jesus e do Coraçào Imaculado, era su nombre de religiosa), Francisco ha dicho:

En sus Memorias (III, n.6), sor Lucía da la palabra a Jacinta, que había recibido una visión: «¿No ves muchas carreteras, muchos caminos y campos llenos de gente que lloran de hambre por no tener nada para comer? ¿Y el Santo Padre en una iglesia, rezando delante del Inmaculado Corazón de María? ¿Y tanta gente rezando con él?». Gracias por haberme acompañado. No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas.

Aunque no lo ha afirmado directamente, es evidente que Francisco se ha veladamente autoidentificado con aquel Santo Padre que mencionó Jacinta.

En la relación del “coloquio” entre el Mons. Tarcisio Bertone (por entonces secretario de la CDF, posteriormente cardenal Secretario de Estado) y Sor Lucía, que tuvo lugar en Abr-27-2000 por encargo de Juan Pablo II, y dado a conocer en Jun-26-2000, cuando se publicó el que el Vaticano tituló “El Mensaje de Fátima”, a este respecto Sor lucía afirmó:

«Nosotros no sabíamos el nombre del Papa, la Señora no nos ha dicho el nombre del Papa, no sabíamos si era Benedicto XV o Pío XII o Pablo VI o Juan Pablo II, pero era el Papa que sufría y nos hacía sufrir también a nosotros».

Eso era en 2000, porque ahora...

Finalizamos citando exactamente aquel pasaje de las “Memorias de la Hermana Lucía” en que Jacinta hablaba de un “Santo Padre”, pasaje citado hoy por Francisco en su homilía.

En otra ocasión, fuimos al Roquedal del Cabezo. Llegados allí, nos pusimos de rodillas en tierra, para rezar las oraciones del Ángel. Pasado algún tiempo, Jacinta se pone en pie y me llama:

– ¿No ves muchas carreteras, muchos caminos y campos llenos de gente que lloran de hambre por no tener nada para comer? ¿Y el Santo Padre en una iglesia, rezando delante del Inmaculado Corazón de María? ¿Y tanta gente rezando con él?

Pasados algunos días me preguntó:

– ¿Puedo decir que vi al Santo Padre y a todas aquellas gentes?

– No. ¿No ves que eso forma parte del secreto, y luego se descubriría todo?

– Está bien; entonces no digo nada.

Peregrino con María en Fátima...contra la María de La Salette “retratada por sensibilidades subjetivas”


Hace casi un año, exactamente May-18-2016, después de la audiencia general de ese Miercoles, Francisco bendijo una corona con la que fue coronada una imágen de la Virgen de La Salette, como lo refirió al día siguiente el propio Santuario de La Salette en su página de Facebook.

He aquí las fotos de la bella ceremonia de coronación de la estatua de Nuestra Señora de #LaSalette por el Papa #Francisco ayer, 18 de mayo de 2016, plaza de san Pedro en Roma.

Como ya Uds. saben, la Santísima Virgen se apareció en La Salette, Francia, en Sep-19-1846, en donde dio un fuerte mensaje, aprobado por la Iglesia, en el cual dijo frases como estas:

Si mi pueblo no quiere someterse, me veo obligada a dejar caer el brazo de mi Hijo. Es tan fuerte y tan pesado que no puedo sostenerlo más.

[...]

Os he dado seis días para trabajar; me he reservado el séptimo, ¡y no se quiere conceder! Esto es lo que hace tan pesado el brazo de mi Hijo.

Y también los que conducen los carros no saben jurar sin poner en medio el nombre de mi Hijo. Son las dos cosas que hacen tan pesado el brazo de mi Hijo.

Francisco, en el día de ayer, May-12-2017, en el marco de su peregrinación a Fátima, Portugal, con ocasión del- centenario de las apariciones de la Virgen María en la Cova da Iria, durante el saludo que pronunció en la ceremonia de bendición de las velas, reprobó —o al menos desacreditó— las anteriores expresiones de Nuestra Señora de La Salette (en el video entre los Mins 26:51 y 28:30) en el párrafo que procedemos a copiar (énfasis añadido).

Peregrinos con María... ¿Qué María? ¿Una maestra de vida espiritual, la primera que siguió a Cristo por el «camino estrecho» de la cruz dándonos ejemplo, o más bien una Señora «inalcanzable» y por tanto inimitable? ¿La «Bienaventurada porque ha creído» siempre y en todo momento en la palabra divina (cf. Lc 1,45), o más bien una «santita», a la que se acude para conseguir gracias baratas? ¿La Virgen María del Evangelio, venerada por la Iglesia orante, o más bien una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros?